2.000 toneladas de proyectiles ucranianos lanzados en Donbass en el año 2016-Kiev apuesta por los nacionalistas-Declaración de las autoridades ucranianas sobre las fantasías de apoderarse del Donbass en el año 2017 (RESUMEN)

Fecha de publicación: 06 01 2017, 11:13

El 24 de diciembre de 2016, en el Donbass, se declaró otro alto el fuego, un alto el fuego completo e indefinido, en honor a las fiestas de Año Nuevo y Navidad.

Sin embargo, la parte ucraniana continuó bombardeando Donbass, entre 100 y 200 bombardeos diarios, y a mitad de la semana el número de ataques aumentó de manera espectacular, llegando a unos 500 bombardeos al día. Al mismo tiempo, Kiev denunció un aumento de provocaciones por parte de la República Popular de Donetsk (RPD).

Unos periodistas hicieron una película documental titulada «Alto el fuego», en la que no se comenta una sola palabra y que muestra el «alto el fuego» tanto en las posiciones del ejército de la RPD, como en la capital de la República. Además, a mitad de semana, Kiev intentó, otra vez, romper las defensas de la RPD. El grupo subversivo ucraniano de hasta 10 hombres, al acercarse a las posiciones del ejército de la República se extravió en su propio campo de minas, por lo que tres soldados ucranianos murieron pisando sus propias minas y el resto se batió en retirada a sus posiciones originales, debido al pánico.

El fracaso de la ofensiva llevó al hecho de que el número de deserciones se incrementó significativamente, en el ejército ucraniano. Sólo en la segunda mitad de la pasada semana, la inteligencia de la RPD informa de 15 deserciones, 8 de ellos se llevaron las armas.

Debido a la completa degradación del ejército de Ucrania, Kiev continuó fortaleciendo su posición con mercenarios y nacionalistas.

De acuerdo con la inteligencia de la República Popular de Lugansk (RPL), la semana pasada en Schastye, una ciudad al norte de Lugansk, llegaron 4 camiones Kamaz con mercenarios, cuyos uniformes, armas y manera de hablar sugieren que procedían de Lituania.

Además, también han llegado a Schastye varias unidades radicales del «Sector Derecho».

En el puesto de control «Stanitsa Luganskaya», que se encuentra casi en las afueras del noroeste de Lugansk, se han presentado varias unidades especiales de la Guardia Nacional.

La inteligencia de la RPL también ha detectado, en los alrededores de Lugansk, la llegada de otro grupo de francotiradores ucranianos.

El presidente ucraniano, Poroshenko, ha emitido un decreto sobre la remuneración de los soldados de la Guardia Nacional de Ucrania, con una asignación adicional por Año Nuevo desde 15.000 a 19.000 grivnas, a pesar del hecho de que un soldado raso del ejército ucraniano recibe 7.000 grivnas por mes, muchas de las cuales son deducidas por los comandantes a través de varias multas.

Kiev también continúa entregando armas y equipo a la primera línea.

A la localidad de Novoluganskoye, que antes había estado situada en la zona «gris» y fue tomada hace dos semanas por los militares ucranianos, han llegado 8 obuses de 122 mm y 6 tanques.

En el segmento del frente de Donetsk, Kiev ha entregado 6 MLRS «Uragan», 12 MLRS «Grad» y 5 sistemas de artillería motorizada.

En el segmento del frente de Lugansk los militares ucranianos han colocado cuatro tanques, dos sistemas de artillería motorizada y varios camiones militares en el área del hospital local, ocultándose, de nuevo, del fuego de respuesta de las Repúblicas detrás de la población civil.

Al mismo tiempo, la población local que vive en los territorios controlados por Kiev informa que las armas y el equipo enviado por Kiev para reemplazar piezas destruidas durante el ataque fracasado de la semana anterior, venía con taras y los enviaron inmediatamente a la retaguardia para su reparación.

A finales de la semana pasada, las autoridades militares de las Repúblicas hicieron un resumen de la situación militar en Donbass durante 2016.

En el segmento del frente de Donetsk, a lo largo del año, la parte ucraniana abrió fuego contra el territorio de la RPD en más de 143.000 veces, con más de la mitad de las rondas hechas con armas pesadas: MLRS, artillería, tanques, vehículos de combate de infantería y morteros pesados. El peso total de la munición lanzada en la RPD alcanzó las 2.000 toneladas.

Como resultado de los bombardeos, en el año 2016, en la República fueron asesinados 314 civiles, entre ellos 3 niños. El número de civiles heridos superó las 400 personas, entre ellas 16 niños y 83 mujeres. Una parte considerable de los heridos son los trabajadores de los equipos de reparación, que llegan a los puntos destrozados por los bombardeos para reparar las tuberías dañadas y las líneas eléctricas, y son inmediatamente bombardeados de nuevo por los militares ucranianos.

Durante el año 2016, en la RPD, han sido destruidas o dañadas más de 800 casas e infraestructuras vitales.

En la República Popular de Lugansk (RPL), el número de ataques de la parte ucraniana superó las 1.300 veces en el año 2016, como resultado de lo cual fueron destruidas o dañadas más de 30 casas e infraestructuras vitales.

En ambos segmentos del frente de Donetsk y Lugansk, el ejército de las Repúblicas repelió todos los intentos de romper las defensas por parte de las Fuerzas Armadas de Ucrania: hubo más de 100 ataques en el frente de Donetsk y más de 50 en la parte frontal de Lugansk. Cabe señalar que la mayoría de los intentos de romper las defensas han ocurrido en este cuarto trimestre de 2016, tras las declaraciones del ministro del Interior de Ucrania, Avakov, y el secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania, Turchinov, de la necesidad de apoderarse de Donbass por la fuerza.

Con este fin, Kiev mandó atacar repetidas veces a sus soldados, ocultando las fuertes pérdidas sufridas en cada uno de los ataques. De acuerdo con los datos oficiales de Ucrania, en 2016, el número de pérdidas en el ejército ucraniano ascendió a 214 muertos y 1.324 heridos. Sin embargo, de acuerdo con datos incompletos de los voluntarios de Ucrania y el personal médico de hospitales ucranianos, estas pérdidas superaron los 600 hombres muertos y 2.000 heridos.

La intención de las autoridades ucranianas de resolver el conflicto en el Donbass por la fuerza se refleja también en el número de soldados y armas que Kiev concentra en la primera línea del frente.

De acuerdo con las autoridades militares de las Repúblicas, a partir de diciembre de 2016, en el segmento del frente de Donetsk, Kiev agrupó más de 32.000 personas en el ejército ucraniano, más de 200 tanques y 1.150 vehículos blindados, 84 MLRS, 350 sistemas de artillería y 200 morteros.

El Ministerio de Defensa de la RPL informó que, después del fracaso de la ofensiva en la zona de Debaltsevo, Kiev todavía no ha podido compensar las pérdidas en mano de obra y armas. Sin embargo, en el segmento del frente de Lugansk, a partir de diciembre de 2016, se han concentrado casi 19.500 soldados ucranianos, 180 tanques y 600 vehículos blindados, 80 MLRS, cerca de 250 sistemas de artillería y 100 morteros.

A principios de la semana pasada, el asesor del ministro del Interior ha pedido a las autoridades de Ucrania detener cualquier negociación y de inmediato «liberar los territorios ocupados”, mientras que el secretario adjunto del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania dijo que, en 2016, el ejército ucraniano había demostrado, con confianza, que puede mantener sus posiciones y estaba preparado para «liberar» Donbass.

Al mismo tiempo, el secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania, Turchinov, dijo que el ejército ucraniano estaba listo para llevar a cabo una ofensiva a lo largo de toda la línea del frente, incluso con pérdidas diarias de hasta 1.000 hombres.

La semana pasada, el gobierno de Ucrania autorizó a los militares a abrir fuego contra los aviones que violaran la frontera estatal de Ucrania ilegalmente, o fueran sospechosos de cometer ataques terroristas en el espacio aéreo de Ucrania, incluida en la zona ATO.

En la víspera de Año Nuevo, el presidente de Ucrania, Poroshenko, acompañado por dos senadores estadounidenses encabezados por John McCain, visitó Mariupol, en el segmento sur del frente de Donetsk, donde los políticos estadounidenses prometieron a los militares ucranianos el «pleno y completo apoyo de los Estados Unidos”.

Tan pronto como se fueron, los militares de Ucrania abrieron fuego con armas pesadas en las localidades de primera línea de la RPD.

Y, sin embargo, en su discurso ante los militares ucranianos en Mariupol, el presidente Poroshenko prácticamente repitió su discurso de Año Nuevo, con solo la sustitución, por alguna extraña razón, de la primera palabra en una de las frases.

«La ocupación ucraniana es temporal», dijo el presidente ucraniano, en el Donbass.

Fuente

Tags: ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ;