Washington no quiere negociar con Rusia sobre temas pendientes como las crisis en Siria y Ucrania. Es la principal razón de la falta de avances en las conversaciones sobre estos temas entre los líderes de Alemania, Francia y Rusia, realizadas esta semana en Berlín.

Y es que la UE no actúa de forma soberana, sino que «está repitiendo lo que dice Washington, cuya voluntad, tanto en Siria como en Ucrania, es no llegar a ningún acuerdo de paz», opina el analista español Daniel Trujillo Sanz, quien califica a EEUU como «el principal peligro para la estabilidad mundial».

Es por ello que no se lograron resultados durante la reunión entre el mandatario ruso, Vladímir Putin, su par francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, subraya el interlocutor de Radio Sputnik.

La cita, en vez de servir como una oportunidad para el diálogo, se convirtió en un pretexto para volver a lanzar acusaciones contra Rusia. Y las consecuencias de la sordera de Occidente ante los argumentos de Moscú las pagan los pueblos de Siria y Ucrania, coinciden analistas.

Fuente