En una reunión mantenida el jueves con el asesor para Asuntos Intencionales del Líder de la Revolución Islámica de Irán, Ali Akbar Velayati, en Bagdad (capital), Haidar al-Abadi aseveró que su país seguirá luchando contra los extremistas takfiríes de EIIL (Daesh, en árabe) hasta la liberación total de la ciudad de Mosul, último bastión de la banda terrorista en el norte de Irak.

Además, el premier señaló el impacto positivo de la operación de Mosul en la campaña antiterrorista en otros países, destacando en particular que la liberación Mosul de manos de Daesh fortalecerá a Siria en su lucha contra los terroristas.

Al-Abadi subrayó por otra parte la unidad «sin precedentes» de varios grupos populares iraquíes y las fuerzas del Ejército en esta operación masiva, y sostuvo que la solidaridad ha reforzado el poder de la nación iraquí “en la lucha contra los takfiríes”.

El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, ordenó el inicio de la operación para liberar la ciudad de Mosul, en manos del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe).

En el marco de esta gran operación, distintas aldeas y localidades han sido liberadas ya de las garras de Daesh, hasta el punto de que el primer ministro iraquí dijo ayer jueves que el “operativo de Mosul va mucho más rápido de lo previsto”.

Por su parte, Velayati reiteró el apoyo de Irán a la unidad, la soberanía territorial y el Gobierno de Irak, y abogó por mantener los esfuerzos para erradicar el terrorismo en el país árabe.

Asimismo, hizo hincapié en que la crisis en curso en Irak y Siria tiene sus raíces en la política equivocada de los EE.UU. en el Oriente Medio, para después advertir de que Washington tiene planeado crear un «Nuevo Oriente Medio» y debilitar los países de la región.

Un alto funcionario iraní reitera el apoyo de Irán a su vecino iraquí en su lucha contra el terrorismo, sobre todo en la gran batalla que libra en Mosul.

Velayati, quien se encuentra en Bagdad para acudir el sábado y domingo a la IXª reunión del Consejo Supremo del Despertar Islámico, se reunió también con el presidente iraquí, Fuad Masum, y el presidente de la Asamblea Suprema Islámica de Irak, Seyed Amar al-Hakim, para abordar varios asuntos y, especialmente, la lucha contra el terrorismo.

Fuente