sirijskie-deti-bolnye-rakom-foto

 

Vender  a Siria los  medicamentos  contra el cáncer  por sanciones americanas y europeas se considera un  crimen . Lo mismo  se refiere a  otros medicamentos necesarios y equipo médico. De  200 niños con enfermedades oncologicas en Alepo 30 murieron y sólo nueve pudieron vencer al cáncer.

 

«En casi todos los casos cuando los niños  morían de cáncer,  habia sucedido   por sanciones europeos.  Nos dirijimos   a la Unión Europea y a las organizaciones humanitarias con la solicitud de  abolirlas  y permitir   suministrar los meicamentos contra el cáncer, porque sufren los niños, «- dijo Muzna al-Ulabi, jefe de la organización  Cáncer  Care Syria. que presta asistencia a los  enfermos oncologicos .

 

Europa ignora  estas  peticiones  ya por  cuatro años, y el número de víctimas  entre pequeños  pacientes  inocentes está creciendo. Uno de los pacientes  se llama  Waffa, ella tenía tres años. Ella tenía un cáncer tratable del ojo, pero por las sanciones del Occidente   se hizo imposible conseguir las medicinas. El único hospital  oncologico en Alepo, Al-Kindi,  fue capturado  por los  combatientes de  oposición y  fue destruido  durante   los  combates.

 

A la chica se vieron obligados de quitar el ojo. Hoy ella es sana, mientras que muchos otros niños  no tendran  suerte de vencer la enfermedad.  Cerca de un año Waffa vivió con la orbita vacía,  hasta que Cáncer  Care Syria no hubiera recogido  una suma  suficiente para ponerle la  prótesis.

 

«Cuando empezó la guerra, soñamos  con  abrir un hospital especializado para los  niños con  enfermedades de cancer, pero no tenemos   tanto  dinero. Ni siquiera podemos recoger $ 6 mil al mes  para los  medicamentos, «-. Dijo el jefe de la organización.

 

Esta modesta cantidad  es  todo  que necesita   Cancer Care Syria para  curar el cáncer de centenas  de niños en Alepo. Pero cada mes sus representantes se enfrentan  contra  muchas dificultades tratando de recoger el dinero. Los miembros de la organización tienen que comprar y  llevar clandestinamente  las medicinas contra el cáncer desde el Líbano.