karta-skandinavii-i-estonii-foto

30.10.2016

La decisión de colocar las tropas  complementarias en Europa del Este demostró que la Alianza prepara una escalada  de las fuerzas armadas en Europa más grande  desde los tiempos de la Guerra Fría, escribe la edición noruega Steigan blogger.

Los miembros de la OTAN  tienen intención de desplegar en las proximidades de las fronteras rusas 4.000 soldados, a los cuales se unirán, en caso de necesidad,  las fuerzas de reacción rápida de  40 000 soldados, escribe el autor.

Con el apoyo de las tropas de Francia, Dinamarca y el Reino Unido colocará en Estonia 800 soldados, totalmente equipados con la técnica militar. Además, por primera vez desde la caída del régimen nazi, Alemania se ha comprometido a enviar fuerzas a la frontera con Rusia. Al mismo tiempo,  fue tomada decisión de colocar  330 soldados de los EE.UU. a Noruega, que no participó en este tipo de eventos incluso en los momentos más tensos de la Guerra Fría,  señala la edición.

Los líderes de la Alianza no cansan de repetir que «un ataque a cualquier miembro de la Alianza será considerado como un ataque contra todos los miembros de la OTAN”.» Sin embargo, no está claro  de qué tipo de «ataque»  se trata. No hay absolutamente ninguna señal  de que Rusia  esté preparándose para un conflicto armado con un país vecino. Como resultado, «medidas defensivas» se convierten en una escalada agresiva unilateral de parte de la OTAN, que tiene como objetivo fomentar la guerra y desestabilizar Europa, señala el autor.

Sin embargo, existen aquellos para quienes esta movilización contra el «enemigo» puede ser rentable.  Los preparativos militares estimulan la industria de defensa y son  un medio eficaz para suprimir la oposición interna. Y en la situación cuando  Europa está sumida en numerosos problemas económicos y políticos,  los planes de la OTAN llegan en un momento mas oportuno”, concluye la edición.

Etiquetas: ;