El ejército sirio rechazo el ataque de las bandas de militantes en la parte suroeste del frente en la ciudad de Alepo (360 kilómetros de Damasco) y regresaron bajo su control las posiciones capturadas por ellos en las afueras de Dahiyat-al-Assad.

siria_5691

Sobre esto escribe TASS citando a la agencia SANA.

Los representantes del mando de las fuerzas armadas de la República árabe siria informaron, que las tropas y los destacamentos de las milicias “liquidaron a decenas de terroristas, infiltrados, en el área de Maniyan, y destruyeron su equipo militar”.

Los grupos armados, que forman parte de la coalición “Jaish-al-Fath”, intentó de romper la línea de defensa de las fuerzas gubernamentales y a través de los suburbios de Dahiyat al-Assad y el barrio de Hamdaniyah al llegar a la parte oriental de la ciudad, que protege el ejército sirio. Como resultado del continuo bombardeo a los barrios residenciales, que llevaron a cabo durante 48 horas los militantes murieron 40 civiles (incluido 16 niños) y 250 resultaron heridos. Otras 35 personas resultaron heridas y fueron llevadas al hospital después de la utilización por parte de las bandas de militantes de proyectiles con sustancias venenosas.

Según el informe de SANA, la fuerza aérea y la artillería siria causan ahora daños a las fortalezas del enemigo en el micro distrito de Rashidin y los suburbios de Khan El-Asal y Urum es Sughra al suroeste de Alepo, donde los restos de la banda de militantes derrotados huyeron.