kirchner

3.11.2016.

La ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner ha comparecido este lunes ante la Justicia por un caso de corrupción que la líder izquierdista ha atribuido a una “maniobra” política del Gobierno conservador de Mauricio Macri.

El juez federal Julián Ercolini había citado para este lunes a Fernández de Kirchner en los juzgados centrales de Comodoro Py, en Buenos Aires, para que respondiera por los supuestos amaños en la adjudicación de obras públicas durante su Gobierno (2007-2015). La ex mandataria ha permanecido allí dos horas pero se ha negado a responder a las preguntas del juez y de los fiscales, aunque sí ha hecho uso de la palabra para defender su inocencia.

“No soy amiga ni socia comercial de (Lázaro) Báez”, ha dicho, en referencia al que los investigadores sospechan que hizo de testaferro para la red empresarial de los Kirchner. Báez habría recibido obras públicas en Santa Cruz por valor de 16.000 millones de pesos (962 millones de euros), según las pesquisas.

Para Fernández de Kirchner se trata de“una maniobra formidable de persecución política”. “No es original”, ha subrayado, indicando que este “hostigamiento” se extiende a otros gobiernos regionales que han desarrollado “procesos de inclusión”.

La defensa pide la nulidad

La defensa de Fernández de Kirchner ha pedido la nulidad del proceso en su contra y ha pedido una auditoría de toda la obra pública realizada durante su gestión presidencial, para lo cual ha propuesto crear una comisión bicameral.

La ex jefa de Estado ha estado arropada tanto a su llegada como a la salida por cientos de personas que se han congregado a las puertas de Comodoro Py para protestar por lo que consideran una ofensiva judicial contra Fernández de Kirchner.

También está implicada en el caso dólar futuro, que investiga supuestas operaciones financieras del Gobierno para asegurar el valor de venta del dólar con varios meses de antelación a un precio ligeramente menor al previsto en los mercados internacionales.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;