Hoy, como en el año 1941, nuestro país es objeto de agresiones externas. Solamente entonces el instrumento de agresión lo hizo Alemania, y ahora todas las mismas fuerzas concentradas contra nosotros en Estados Unidos y sus marionetas.

0_c8be1_c8258018_xxxl

Hoy nosotros tenemos una doble celebración. Los 99 años de la Gran Revolución de Octubre y los 75 años del histórico Desfile en la Plaza Roja.

El derrocamiento del “gobierno provisional” prooccidental, esto, es sin duda, un día de fiesta. Por poco mas de la mitad de un año de su gobierno los liberales duplicaron la deuda externa de Rusia (desde 38 hasta 77 millones de rublos de oro), dejando escapar la realidad de ganar la guerra, el frente se desmorono, llevando la cantidad de desertores hasta 1 millón, el país al hambre, y Petrogrado amenazado por infantes de marina alemanes.

Casi el mismo resultado para la destrucción, fue cuando los liberales llegaron al poder en el año 1991. La ruina, el saqueo, la despoblación, el bandidaje, el estado de los recursos de la colonia, la guerra separatista y la ausencia de una política exterior e interior independiente. Y todavía vamos a celebrar a la vez el gran golpe de estado del Año Nuevo cuando su líder en silencio se deshizo en un descanso inmerecido.

Y, al igual que en el año 1941, a pesar de todo, hay un desfile en la Plaza Roja. La causa de Lenin vive, Rusia vive, la URSS está tocando a nuestros corazones. El Coronel Putin continúa la labor del Generalísimo Stalin.

Nuestra causa es justa, Venceremos! “Y en las ruinas del Pentágono escribiremos nuestros nombres”.

Fuente