Los militantes del “Estado Islámico” (prohibido en Rusia) al sur de Mosul mataron a 300 ex policías iraquíes, informó REUTERS citando el informe de Human Rights Watch.

0012179781

Según dicen los habitantes locales, las personas fueron aleadas y decapitadas, ellos fueron enterrados en una fosa común.

Anteriormente cerca de Mosul se encontró una fosa común de victimas de los terroristas.

Fuente