erdogan

18.11.2016

Durante  la intervención de Turquía en los asuntos internos de Siria bajo el pretexto de la «lucha contra el terrorismo»,  los militares turcos por razones de seguridad  cerraron  un hospital  en la ciudad de  Dzharablus, en el norte de Siria.

Ankara sigue aumentando su presencia militar y  crear una base de apoyo en el norte de Siria. En este sentido, las autoridades locales de la ciudad de  Dzharablus declararon que las tropas turcas por razones de seguridad, cerraron el único hospital de la ciudad. Todos los equipos médicos  fue  sacado del hospital en los últimos dos días, el centro de la vacunación en esta institución médica también está cerrado.

Mientras tanto, las fuerzas especiales del ejército turco en un convoy de vehículos blindados (90 tanques)   se  ha alojado  cerca de la ciudad de al-Bab, en el noreste de Turquía, que está en manos de militantes del grupo terrorista  Daesh ( prohibido en Rusia).

Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria, por su parte, condenó la intervención militar de Ankara en Siria,  que continua, llamó las acciones de las tropas turcas «una violación flagrante de la soberanía siria» y «un intento de sustituir un grupo terrorista a otro.»

Turquía  está acusado  en  apoyar  indirectamente a grupos terroristas del Estado Islámico, a pesar de que intervenga en el conflicto sirio de  parte de la así  llamada «Oposición siria moderada»,  con el ojetivo declarado de la lucha contra los terroristas de Daesh.