miting-za-rossiyu

La intención  del presidente electo  de los Estados Unidos de Donald Trump  de no impedir a  Rusia en el comercio y el desarrollo de las relaciones con otros países puede significar que un número creciente de los  líderes del Este de Europa prefirirán  desarrollar sus contactos estratégicos con Moscú, según el diario británico Daily Mail.

Como señala el diario británico Daily Mail, después de más de 25 años que pasaron desde la caída de la «cortina de hierro», el apoyo  del presidente ruso, Vladimir Putin, por los países de Europa Oriental, sólo aumenta.  En  el articulo de la edición  se dice que  dos países ya han comenzado a «flirtear» con Moscú: Bulgária y Moldávia.

En Bulgaria, que  entró a la Unión  Europea en 2007, como nuevo presidente fue elegido Rumen Radev,con los sentimintos positivos respecto a la Rusia,  al mismo tiempo, la semana pasada en Moldavia también fue elegido  leal   hacia la Rusia,  Igor Dodon. Según el autor, esto sucede porque «se sale de la zona del amor de la UE.»

Además, algunos  países de Europa del Este «han sufrido de las sanciones anti-rusas que fueron impuestas después de la adhesión de Crimea en 2014».

— Para los países como Moldávia, Bulgária y Eslováquia, que siempre  exportaban  a Rusia sus productos, se ha vuelto muy perjudicial para sus economías, — dice el artículo.

Sin embargo, el director del centro de investigación «Instituto de Europa del Este,» Alexander Pogorelsky cree que la lealtad de los nuevos líderes de Europa del Este puede ser un fenómeno temporal.

— El problema global es que la gente está cansada de las viejas élites, y el que viene con nuevas ideas y tendencias, atrae atención de la gente común. Todos estos sentimientos es un intento de inspirar a los votantes. Es que  puede ser que todos estos sentimientos pro-rusos podrían disiparse inmediatamente después de  que los líderes elegidos se sientan en sus sillones.

Fuente 

política