La bancada progresista del parlamento del MERCOSUR (PARLASUR) rechazó a los dirigentes conservadores en coordinación, conformado por los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay dirigido a la expulsión de Venezuela del mecanismo subregional para de ese modo paralizar el proceso de integración.

4c

“Como nosotros ya hemos informado, advertimos que el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) “fue privatizado por gobiernos de derecha”, violando las reglas del bloque, tratando de debilitarla, dice en el comunicado, publicado hoy en esta capital.

Los parlamentarios hicieron hincapié en que «no hay base legal en la normativa del MERCOSUR, para “castigar, expulsar o quitar la membresía de la nación caribeña, que en los últimos meses está experimentando el ataque de los Gobiernos de los países mencionados anteriormente”.

El Frente para la Victoria (Argentina), el Partido del Trabajo y el Partido Comunista (Brasil), el Frente Iguazú (Paraguay), Frente Amplio (Uruguay) y el Partido Socialista Unido de Venezuela tienen la intención de observar y respetar las reglas e instituciones del bloque.

En este sentido, instaron a que «cualquier disputa o diferencia se resolverá, como en cualquier acuerdo firmado por los socios de buena fe, en los procesos de diálogo y negociación, siguiendo los principios establecidos de conformidad con el Protocolo sobre la adhesión de Venezuela al bloque MERCOSUR”.

La bancada progresista del Parlamento (PARLASUR) informó de una «represión terrible» que ha llevado el Gobierno ilegítimo de Michel Temer en relación con los movimientos sociales y organizaciones publicas en Brasil.

Los legisladores, que ayer celebraron su última reunión del año, exigieron la liberación inmediata de la diputada del MERCOSUR de Argentina, Milagro Sala, de conformidad con la decisión del grupo de trabajo sobre la detención arbitraria de la Organización de las Naciones Unidas.

Este organismo de la ONU estableció que la detención de Sala viola la independencia del poder judicial, el ejercicio de los derechos de la defensa y la inmunidad parlamentaria.

Fuente