obse-v-donetske

3.12.2016

Los observadores de la misión de la OSCE en Ucrania reciben diez mil euros por no hacer nada. Con tal confesión sensacional  intervino una periodista francesa Christelle Néant, que ha trabajado durante mucho tiempo en  Donetsk. Su artículo cita la edición internacional de Agora Vox.
En particular,  la periodsta que recibió  un acceso a la página web de Noruega, descubrioó cuánto ganan los observadores de la misión de la OSCE. Según ella,  el alojamiento en  los hoteles, alimentos y salarios de los empleados de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa cuesta un promedio de diez mil euros.
«En comparación con esas cantidades,los  civiles en estas áreas sobreviven en un centavo», — subrayó Christelle Néant.
La periodista francesa propone  encontrar otro uso para este dinero. Y  hacer esto puede  Alemania, que actualmente ocupa la presidencia de la OSCE. «En lugar de tratar  de equipar más a los observadores,  dirigiría estos fondos para ayudar a los que realmente lo necesitan.»

En su material, Néant,  nota  la aparente ineficacia de la misión. Después de todo, sus miembros no se dan cuenta o pretenden no darse cuenta,que las tropas ucranianas todos los días, varias veces violan el regimen  del alto el fuego.

«Trabajo  de supervision del alto el fuego se queda sólo en el papel», — resume  la  periodista.