A Russian soldier stands near a bus carrying people who came back to inspect their homes in government controlled Hanono housing district in Aleppo, Syria December 4, 2016. REUTERS/Omar Sanadiki - RTSULKR
Un barrio de Alepo, liberado de los militantes  radicales

Moscú. 6 de diciembre. INTERFAX.RU — El Ministerio de Defensa de Rusia  está indignado   de  un  comentario del servicio de prensa del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)   hecho   sobre  asesinato de los médicos rusos en Alepo, Siria.

«Esperábamos al menos  un respeto de parte de la   CICR  hacia la labor de nuestros médicos en Alepo y a la condena de la militancia llamada» oposición «. Pero  hemos recibido los   comentarios cínicos que  no son dignos del alto estatus   del Comité Internacional de la Cruz Roja y  evidencian no  de un enfoque objetivo de su parte, sino   de una indiferencia ante el asesinato de los  médicos rusos en Alepo, «- dijo el representante oficial del Ministerio de Defensa de Rusia, el mayor general Igor Konashenkov.
Como  señaló  el Ministerio de Defensa, anteriormente,  en respuesta a la petición de una de las agencias de noticias rusas a comentar  el asesino de los médicos rusos en Alepo, el CICR dijo que «los contínuos ataques a la infraestructura médica y civil de Alepo sugiere que todas las partes en conflicto no están  capaces de cumplir con su deber de respetar y proteger al personal médico, pacientes y hospitales «.

Konashenkov destacó que el Presidente de la CICR,  que hace poco  visitó el Ministerio de Defensa de Rusia,  está muy consciente  que ayuda proporciona Rusia a los civiles sirios. Incluyendo temas de  asistencia médica

«Por  eso, no es una violación de las» partes en conflicto «del derecho internacional humanitario, como  está indicado en el informe de la CICR,  sino    un  asesinato a sangre fría de los  médicos, preparado de antemano, por los  militantes.» — dijo Konashenkov.

Según él, por una feliz coincidencia, en el momento del bombardeo, en el servicio de urgencias del hospital ruso,  no  estában decenas de niños sirios con sus madres,  de los distritos del este de Alepo, liberados de los militantes.  » A causa de  la demora en la llegada de autobuses,  ellos no  vinieron, evitando la muerte en masa en el departamento de recepción del hospital ruso,» — dijo el representante del Ministerio de Defensa.

El lunes, como resultado de un impacto directo de las minas, al servicio de urgencias del hospital militar movil ruso,  en Alepo,  fue asesinada una enfermera rusa. Otros dos trabajadores médicos resultaron gravemente heridos, uno de ellos murió más tarde.  Los civiles que estaban al recibimiento de los doctores rusos, tambien resultaron heridos.

Fuente