El representante permanente de la Federación Rusa ante la alianza del atlántico norte Aleksander Grushko aseguro, que la reacción sobre el bombardeo al hospital móvil de Alepo es un claro ejemplo de doble rasero en la política de la OTAN. Los representantes de la alianza no encontraron palabras de pesar por las victimas del bárbaro ataque, señaló.

grushko-660x330

«Este es un claro ejemplo de doble rasero, cuando los funcionarios de la OTAN no pudieron encontrar una sola palabra para expresar su pesar, las palabras de solidaridad y condenar con firmeza el ataque a nuestro hospital”,- dijo el representante permanente de Rusia.

Cabe recordar que, al comentar la situación en torno al hospital, el jefe de la OTAN Stoltenberg evitó calificar las acciones de los terroristas y limitarse exclusivamente a ofrecer en «encontrar una solución política al conflicto».

Fuente