Más de 1000 rebeldes de las diferentes formaciones armadas ilegales se rindieron a las tropas del Ejército Árabe Sirio desde el comienzo de la operación a partir del viernes, después de que sus fuerzas perdieran más del 90% del territorio e la “caldera” en la parte este de la ciudad de Alepo. Sobre esto informó el estado mayor general del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa.

Como se ha informado, los rebeldes se rindieron al ejército sirio en los barrios de Bustan al-Qasr y Sheykh-Said en el sureste de Alepo.

Una de los compromisos, a estos rendidos rebeldes, fue la garantía de amnistía, que consiste en la rehabilitación completa, excepto de aquellos casos, cuando la persona es cómplice de asesinatos ó la desaparición de civiles.

La mayoría de los que se rindieron fueron miembros de la coalición «Fatah Alepo» y «Jaish al-Fatah», que incluye a grupos como «Kharakat Nuriddin az-Zinki» y el “Ejército Sirio Libre”.

Fuente