Una fuente oficial de la Cancillería siria denunció este sábado la decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de levantar el embargo a los suministros de armas a los grupos terroristas en el territorio sirio, precisando que evidencia una vez más que EE.UU. respalda al terrorismo en Siria y trata de prolongar la crisis que vive esta nación.

Señaló que esta no se trata de una decisión sorprendente por parte de EE.UU. que desde el inicio de la crisis han intentado de forma directa o indirecta hacer llegar las armas a sus lacayos en la región, agregando que los depósitos de armas hallados en Alepo son una prueba palpable sobre el mismo.

Aclaró que el anunció de este paso tiene como finalidad levantar la moral a los grupos terroristas que sufren sucesivas derrotas y colapsan a manos del valiente ejército sirio.

La fuente denunció que las armas enviadas por EE.UU. tienen como destino final las manos de las organizaciones terroristas del Estado Islámico y el Frente de al-Nousra, entes tachados por los mismos funcionarios estadounidenses como un “proyecto fracasado”.

La fuente responsabilizó a EE.UU. y a sus aliados con los crímenes cometidos por las organizaciones terroristas clasificadas por la administración estadounidense como “oposición moderada”, además de las matanzas que perpetra la ilegítima Coalición Internacional contra la infraestructura y la población de Siria.

Concluyó acotando que Siria con su pueblo y ejército seguirá luchando contra el terrorismo y no hará caso a las decisiones tomadas por los patrocinadores del terrorismo que pagarán alto preciso por sus políticas destructoras, y reitera, amenazando del peligro que implica el apoyo al terrorismo que se volverá en contra de sus patrocinadores.

Fuente