El monumento al capitán, Atanasio Siuhin, y al soldado, Peter Vorobiev, que perecieron en el año 1944, fue instalado en el lugar su tumba en el pueblo de Kireyev en Bulgaria, informa TASS.

En la ceremonia de la apertura del monumento llegaron los representantes de la administración local, los políticos búlgaros, los diplomáticos rusos y los habitantes locales.

“La guerra no terminará hasta que no sea enterrado el último soldado”, dijo el gran comandante ruso Alexander Suvorov.
Por eso es tan importante el día de hoy, cuando la memoria de dos héroes más sea inmortalizada. Este es nuestro deber ante los caídos”,-dijo el embajador de Rusia en Bulgaria, Anatoly Makarov.

Como informa la agencia, en la tumba de los héroes soviéticos, el Archimandrita Antim, llevó a cabo un servicio, y al pie del monumento fueron depositadas guirnaldas y flores.

Fuente

Etiquetas: ; ;