Los antecedentes de una nueva carrera armamentista se creo después de la retirada de los EE.UU. del acuerdo sobre la restricción de misiles anti-balísticos, dijo Putin.

Según Putin, Rusia se vio obligada a responder a la provocación de los EE.UU. en el campo de las armas nucleares, pero lo hace en los marcos de loa acuerdos, sin violar nada.

El jefe de estado señaló, que Moscú no será arrastrado a esta carrera armamentista, que no es capaz de permitirse.

“Nosotros para el año 2021 deberíamos tener el 70% nuevo y nuevas armas, ya ahora aproximadamente el 50%, nosotros completamente hemos realizado los planes”,-dijo Putin.