El avión TU-154 sufrió una catástrofe no lejos de Sochi después de 2 minutos de haber despegado del aeropuerto de Adler, con 84 pasajeros y 8 miembros de la tripulación a bordo en dirección a Lataquia, Siria.

El Presidente Vladimir Putin declaró el 26 de diciembre como día de duelo nacional.

El ministro de relaciones exteriores del Ecuador Guillaume Long expresó su solidaridad con Rusia en relación con la catástrofe, que ocurrió ayer a bordo de la aeronave, que cayó en el Mar Negro.

“Nuestra solidaridad con los familiares de las víctimas, que dio como resultado la muerte de la tripulación y del magnifico conjunto militar condecorado con la Orden de la Bandera Roja, escribió el jefe de la diplomacia ecuatoriana en su cuenta de la red social de Twitter.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas, Ernesto Samper también envió sus condolencias en relación con la catástrofe del avión que se dirigía a Siria.

«Mi más sentida condolencia al Gobierno y el pueblo de Rusia, que está de luto con motivo de la catástrofe aérea, dejando el dolor en los corazones de decenas de familias», escribió el representante de la directiva ejecutiva de la de UNASUR, desde la sede principal, que se encuentra en esta capital.

Numerosas misivas, que se unen a las condolencias de Samper, se envían de los países del mundo con las condolencias al Gobierno y el pueblo ruso, así como también a las familias de los fallecidos.

Nicaragua, México y Venezuela, así como de muchos estados latinoamericanos, expresaron su solidaridad con Rusia y transmitieron sus condolencias.

El Patriarca de Toda Rusia, Kirill, el presidente de Serbia, Tomislav Nikolic, el de la República Checa Milos Zeman, la canciller alemana, Angela Merkel, y los líderes de Bielorrusia, Uzbekistán y otras repúblicas de la antigua Unión Soviética enviaron sus condolencias en relación con la tragedia.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;