El grupo especial de la policía militar del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa proporciona seguridad durante la acción humanitaria en el campamento de refugiados de Jibreen en las afueras de Alepo.

Los niños sirios siempre están contentos de sus defensores de la lejana Rusia, ellos reciben a los combatientes y disfrutan de la posibilidad de fotografiarse con ellos.

En las actividades humanitarias, que se distribuyen paquetes de alimentos, están presentes los médicos militares rusos. Los médicos y las enfermeras llevan a cabo inspecciones diarias y proporcionan la asistencia necesaria a los necesitados en el hospital de campaña, que se puede ver en la primera foto debajo del texto.

El hospital especial de campaña ahora se encuentra bajo la protección de los techos para evitar el riesgo de bombardeos de cohetes morteros de parte de los terroristas.

Los soldados de la policía militar de las Fuerzas Armadas de Rusia participan para la protección de la ayuda humanitaria y otras actividades del Centro para la reconciliación de las partes en conflicto, así como para otras tareas en los intereses del contingente militar ruso en Siria.

Fuente