El proceso de la operación a gran escala al oeste de Palmira, donde 7.000 soldados del Ejército Árabe Sirio se preparan para atacar a los terroristas del “Estado Islámico”, que retienen esta antigua ciudad y que se extiende cerca de los yacimientos de gas.

En vista de los fracasados intentos de los terroristas del llamado “califato” en capturar la base aérea T-4 ubicado al este de la provincia de Homs, las tropas sirias y sus fuerzas aliadas tienen la oportunidad de comenzar la contraofensiva en dirección a Palmira al este y los yacimientos de Al-Maher, Dzhazal y Al-Shaer al noreste.

En la operación participarán también las unidades de operaciones especiales “Tigre”, la Brigada “Halcones del desierto” y “Al-Quds”, y también Hezbolá.

La pérdida de los campos de energía al este de Homs tiene un impacto negativo en los recursos materiales del Gobierno de la República Árabe Siria para asegurar el combustible a millones de personas en todo el país.

Desde que fueron abandonados, algunas áreas del país a veces se observa la falta de combustible, la situación se agrava debido a las condiciones meteorológicas.

En este momento la prioridad del mandos sirio es la liberación de las señaladas áreas, ricas en hidrocarburos.

Fuente