Las unidades del Ejército Árabe Sirio lanzaron ayer martes hacia las posiciones de defensa de los terroristas del “Estado Islámico” al este de la base aérea T-4, obligando a los terroristas del llamado “califato” a retirarse más lejos del puerto aéreo.

Con el 800° batallón de la Guardia Republicana en el primer escalón, las tropas sirias pudieron liberar aproximadamente 10 kilómetros del territorio en la dirección a Palmira, que se convirtió en uno de los mayores avances de las fuerzas gubernamentales en la señalada área durante los últimos 10 días.

Según fuentes militares en el este de la provincia de Homs, el contragolpe fue lanzado después del intento fracasado de irrumpir en el sector este del perímetro de la estación de bombeo de la T-4, emprendida por los yihadistas. La señalada instalación esta ubicada al este de la base aérea.

Al mismo tiempo, los terroristas todavía siguen presentando una seria amenaza al puerto aéreo, aunque ellos no lograron éxitos significativos durante el curso de los ataques anteriores.

El tiempo juega contra los terroristas de “Estado Islámico”, dado que el mando sirio continúa aumentando las agrupaciones en este sector de la línea del frente, en preparación para la próxima ofensiva a gran escala.

Fuente