Foto Archivo

El lunes varios miles de soldados y oficiales del Ejército Árabe Sirio llegaron al suroeste de las afueras de la ciudad de Alepo en vísperas de la planificada operación para la liberación de los suburbios de Rashiddin-4.

Los refuerzos están conformados por las unidades de la Guardia Republicana y la brigada de voluntarios palestinos de “Al-Quds” trasladados al sector del frente cerca de Rashiddin-4 de los recién liberados barrios orientales de Alepo.

Los refuerzos llegaron sólo un día más tarde, después de que el mando del Ejército Árabe Sirio notificó a los yihadistas «Jaish al-Fath» («Ejército de la Conquista») acerca de las consecuencias que les esperan en el caso de que nieguen a rendirse.

«Jaish al-Fatah», es probable que rechace el ultimátum, a pesar del hecho que en el suroeste de Alepo, las fuerzas gubernamentales son superiores a ellos en número, y poder de fuego.

La pérdida de Rashiddin-4 pondrá a los terroristas en una situación difícil a lo largo de la línea de la frontera administrativa con la provincia de Idlib, mientras que el Ejército Árabe Sirio y sus aliados, como consecuencia, serán capaces de tomar una posición propicia para la ofensiva a la ciudad de Saraqib.

Fuente