«!La vergüenza sobre la cabeza de  los  países, que en el día del duelo nacional, no podían encontrar  las palabras de  condolencias al pueblo ruso!»

Me dirijo a las autoridades competentes de la Federación de Rusia, para que me contribuyen en mis intentos de tal caracter.

Yo, periodista y publicista de Georgia, editor en jefe de la agencia de noticias de Georgia,»Gruzinform», Arno Khidirbegishvili, estoy listo hoy para volar a Latakia, Alepo, y en cualquiera otra ciudad de Siria, para hacer de allí los reportajes en vez de mis colegas rusos,  periodistas del Primer canal, NTV, » Zvezda¨(¨Esrella»), fallecidos en un accidente del T-154

Lo haré para cumplir con  mi deber periodístico y honrar su memoria. Pido a los periodistas en todo el mundo, si no volar conmigo, por lo menos, escribir la verdad sobre Siria!

Haciendo esto, quiero pagar mi deber, aunque en modo mínimo, a mi  abuelo, soldado, que murió en la Segunda Guerra Mundial, y al  conjunto Alexandrov, que lo  habia acompañado a la batalla. Hoy en día, se encontraron de nuevo, pero no en un Desfile de la Victoria,  sino en un paraiso…

Yo, como un georgiano, estoy obligado a devolver  mi deber a los soldados rusos — liberadores, que hace 75 años,  salvaron al mundo de los nazis, y que ahora  lo  están salvando de los terroristas. Estoy convencido — si no fuera  Rusia, hoy ISIS estaría en Tbilisi.

!La vergüenza sobre las cabezas de los países en los que el día de duelo nacional no podía encontrar las palabras e  condolencias al pueblo ruso! Quiero decir a los políticos y diplomáticos de Georgia, que perdieron la cara, que unos días antes de la tragedia del TU-154, Internet estaba lleno de condolencias  en relación el ataque terrorista en Berlín  y con las filas alineadas  en la Embajada de Alemania ( en Georgia): hoy  se ven  justo más  repugnante que el villano, que sofocó el  camión contra la gente en la feria de Navidad ! más cobarde que un bastardo, que disparó en la espalda de un hombre verdadero, Embajador  Karlov! Los padres les dieron la  educación, pero  no les enseñaron las tradiciones caucásicas, según las cuales, la desgracia y el dolor reconcilien  incluso a los enemigos  naturales,  y un cristiano, si  desgracia llega a casa de su enemigo, está obligado a perdonarlo y venir a la ceremonia conmemorativa!

Gracias a Dios, que el pueblo georgiano no  piensa, como  los políticos georgianos, que !incluso se ríen y  lloran  según la orden! Será divertido ver,  quando ellos reciban las  instrucciones contrarias  de un nuevo embajador de Estados Unidos, designado por el  nuevo presidente electo de los Estados Unidos y  correrán compitiendo de nuevo a la Embajada de Rusia, para»construir las  relaciones» …

P.S En espera de una respuesta por parte de las autoridades competentes de la Federación de Rusia (la foto la he subido hoy, puede  utilizarlo para mi acreditación de periodista).

Y después de Siria  pido que me ayuden a conseguir en Donetsk, donde la última vez  ha estado  la Doctora Lisa.

El 27 de diciembre del año 2016
Georgia, Tbilisi

Fuente