El presidente ruso, Vladimir Putin, en su  mensaje del  Año Nuevo, que ya se festeja en el Lejano Oriente, dijo, que el año,  que está  terminando, era difícil, pero las dificultades  han unido el país y han abierto las reservas para seguir adelante, escribe RIA Novosti.
«El año 2016 se va.  Era  difícil, pero las dificultades, a las que nos enfrentamos, nos  han ayudad a unir el país y abrir las enormes reservas  para seguir  adelante. Lo más importante, creemos en nosotros mismos, en nuestras propias fuerzas,  en  propio país. Hemos estado trabajando, trabajando con éxito, y obtuvimos mucho», — dijo Putin.

A las 15:00 MSK, los habitantes de Kamchatka y Chukotka en Rusia, ya encontraron el Año Nuevo 2017.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;