The Guardian: ahora en Medio Oriente comanda Rusia y no Estados Unidos

Fecha de publicación: 01 01 2017, 21:27

Contrariamente a las predicciones de los líderes occidentales, Rusia está entrando en un nuevo año, como uno de los principales actores en el escenario internacional, escribe The Guardian.
Anteriormente, el ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, llamó al presidente ruso, Vladimir Putin «paria internacional» y el presidente estadounidenseб Barack Obama, predijo   a Moscú «lodazal sirio.» Acuerdo trilateral de Rusia, Irán y Turquía,  sobre el alto el fuego en Siria señaló  el fracaso de estas predicciones, y mostró que en  Medio Oriente  comanda Rusia,  y no Estados Unidos, dice el columnista Patrick Wintour.
Muchos advierten con razón,  que, si  juzgar por la experiencia  anterior, las treguas en Siria   son   inestables y no conducen a las negociaciones de paz, enfatiza Wintour. Sin embargo, las iniciativas  de paz de Rusia y Turquía  tienen una base favorable. En esta situación, combinan cuatro factores claves: una población agotada por la guerra a Siria,  hay cambio decisivo en el equilibrio militar, fue reexaminado el papel de los actores claves y composiciones de las alianzas diplomáticas.

El equilibrio militar cambió tras la derrota de los insurgentes en el este de Alepo, escribe el periodista. Cambios importantes en el campo diplomático puede asegurar la elección de Donald Trump al cargo del presidente de Estados Unidos: es probable que un republicano  va a apoyar a  Bashar al-Assad y no ayudar a los rebeldes. Además, el mayor opositor del régimen sirio, Turquía, decidió apoyar a Rusia.
Los combatientes en esta situación,  deben contar  con sus propias fuerzas y ​​los países del Golfo,  no les prometen grandes perspectivas_ porque, Arabia Saudita, sabiendo el precio de la guerra en Yemen, no emprenderá  la intervención militar en ausencia de América.
Rusia, a su vez, recibe las propuestas diplomáticas y económicas de los aliados tradicionales de Estados Unidos en la región,como , por ejemplo, inversión de Qatar   en acciones de «Rosneft», a pesar del hecho de que la empresa rusa está bajo las  sanciones estadounidenses y europeos.
«Una nueva página en las relaciones con Moscú está dispuesto a abrir, Egipto. Por lo tanto, muchos de los viejos obstáculos desaparecen ante los ojos del mundo, «- subraya el analista.
Sin embargo, esto no significa que para  Rusia va a ser fácil poner fin a un conflicto civil muy  complicado y confuso,  escribe el columnista. Hay muchos obstáculos para superar eso. Por ejemplo, Turquía sigue insistiendo en la renuncia del presidente sirio, por lo tanto, Moscú tendrá que encontrar una fórmula para las negociaciones, en la que se retrasaría una decisión sobre el destino de Assad. Además, los negociadores aún tienen que determinar cuáles de los combatientes pueden ser invitados a la mesa de negociación, y si es posible invitar a Arabia Saudita, que está en desacuerdo con Irán.
Patrick Wintour da el escenario de los acontecimientos: Moscú ofrece  al presidente  turco, Erdogan, una oportunidad  de intervenir en contra de la federación de los kurdos en el norte de Siria a cambio de la  toma de Alepo por  las fuerzas gubernamentales.  Los kurdos mismos, probablemente no serán invitados  a la mesa de negociaciones, y luego,  siendo aliados de los Estados Unidos, serán capaces  de  entender, que Obama mucho mejor habla de cómo reorganizar el mundo en vez de cambiarlo en la práctica. Después de estas perturbaciones, será creado un vacío, que ocuparán los rusos.

 

Tags: ; ; ; ; ; ; ;



24281-1', 'auto'); ga('send', 'pageview');