Un reciente artículo del Washington Post sobre los «hackers rusos» muestra la facilidad de la difusión de información falsa con la ayuda de las publicaciones principales, escribe el columnista de Forbes, Kalev Leetaru.
Washington Post,  el 31 de diciembre publicó un artículo titulado  «Los hackers rusos irrumpieron en la red eléctrica de Estados Unidos a través de una empresa en Vermont, dicen funcionarios de Estados Unidos». El periódico informó de que en el sistema informático de la empresa Burlington Electric, fue encontrado el código asociado a los piratas informáticos rusos.

«Rusia no utilizó el código para socavar la empresa, las autoridades  a condición del anonimato, dicen que la penetración en la red eléctrica del país es de gran importancia, ya que representa una vulnerabilidad potencialmente grave», —  se dice en el artículo.

Sin embargo, después de unas horas, la publicacion fue actualizada: resultó que  el tiempo y las circunstancias de la  invasión  en la  red  no se conocían todavía. El hackeo  fue refutado  por Burlington Electrik misma. Dijo, que un programa sospechoso se  encontraba sólo  en un ordenador portátil que no estába conectado a la red.

«La historia de los piratas informáticos rusos,  profundamente sumergidos en la red eléctrica de los Estados Unidos y listos  de sumir a la nación en la oscuridad en un simple accionamiento de un interruptor, de repente se convirtió en una historia sobre un ordenador portátil, que había tenido un programa malicioso, y que no era en absoluto conectado a la red», — escribe el periodista de  Forbes.

Washington Post llamó atención a la declaración de Burlington Electrik  y  lo  añadio al artículo sólo después de media hora. Que quiere decir, que el periódico ni siquiera ha intentado  de establecer  un contacto con los representantes de la empresa antes de la publicación del material y verificar los hechos, dice Kalev Leetaru.

«Parece,  que una fuente del Gobierno «ha filtrado» la sensación  sobre los rusos que han hackeado  la red   de Estados Unidos, y en lugar de referirse  a la compañía eléctrica y averiguar los detalles, el periódico, se acaba de publicar una historia en la forma en que se le dieron los  funcionarios,» — observa el periodista de  Forbes.
Pero incluso después de  todos los cambios  el título del artículo en el sitio web de  Washington Post fue así : «En el marco de la operación  rusa  de hackeo fue irrumpida la red eléctrica de  la compañía energética  en Vermont que amenaza  a las redes de los  Estados Unidos, según las autoridades.» Esta forma incorrecta del título se  propaga a través de  las redes sociales. Es de gran importancia, subraya el columnista de Forbes: los usuarios de las redes sociales por lo general  leen solo a los títulos y rara vez leen los artículos  mismos.
Notamos, que el 3 de enero, el periódico informó de que la información sobre el ataque cibernético e incluso la detección de malware en Burlington Electrik no había sido confirmada. Al final resultó que, un empleado encontró una dirección IP sospechosa, que estaba conectado a su ordenador. Después de la verificación se ha aclarado que esta es una dirección normal que no está asociada con ningún hackers o  con Rusia.

Fuente