Como un logro del sistema de salud, cuba finalizó el año 2016, por novena vez consecutiva, con bajos índices de mortalidad infantil, por cada 5.000 nacidos vivos.

En 116.869 nacimientos, sólo hay 497 muertes de niños menores de un año, 38 menos que el año 2015, lo que significa que la tasa de mortalidad de 4,3 muertes por cada mil nacidos vivos, según los datos proporcionados por los funcionarios oficiales del Ministerio de Salud (MINSAP), informa el periódico «Granma».

Con estos resultados, la isla caribeña fue uno de los primeros 20 países en el mundo, junto a Canadá, si hablamos del continente americano, informa el periódico.

El Doctor Roberto Álvarez, jefe del Departamento de Maternidad y e Infancia del Ministerio de Salud Pública, señaló que la principal causa de muerte son las condiciones perinatales, especialmente de aquellos que son consecuencia de un parto prematuro.

También hizo referencia a las infecciones contraídas en la comunidad y malformaciones congénitas, como la segunda y tercera causa de muerte.

Además, el experto señaló que la tasa de mortalidad de niños menores de cinco años es considerado como el principal indicador de progreso en la protección social de los niños, y esta cifra ha mantenido el quinto año consecutivo por debajo del sexto.

Según el experto, en el año que acaba de concluir, también se redujo la tasa de mortalidad infantil en los niños de edad escolar, donde la tasa de mortalidad fue de 2,2 por cada 10.000 niños en este grupo de edad.

Además, los niños de cinco años la tasa de supervivencia se mantuvo en el 99,4 por ciento, dijo.

Fuente

Etiquetas: ; ;