La contraofensiva tan largamente esperada de las fuerzas gubernamentales en Palmira será pospuesta, aunque miles de soldados fueron trasladados al este de la provincia de Homs durante el último mes.

Una fuente militar dijo a la agencia de noticias Al-Masdar News, que la fecha exacta del comienzo de la ofensiva sobre las posiciones de los terroristas del «Estado islámico» al oeste de Palmira no ha sido señalado todavía, por lo que una gran cantidad de tropas sirias no está implicada en las intensas acciones de combate.

Al mismo tiempo, la última vez los terroristas del llamado «califato» sufrieron pérdidas significativas en las batallas por la base aérea de la T-4, durante los cuales no lograron cumplir los objetivos.

Además, los caudillos de los islamistas se vieron obligados a trasladar una parte de sus fuerzas de la señalada región a la provincia de Raqqa, donde ellos se unirán a la batalla contra «Las fuerzas democráticas de Siria” (FDS) de mayoría kurda, avanzando hacia Tabqa.

Fuente