Los representantes de la Misión Especial de Observación de la OSCE, que trabajan en la República Popular de Lugansk (RPL), evitan deliberadamente contactar directamente con las autoridades locales. Así lo ha declarado Vladislav Deinego, representante autorizado de la República en las negociaciones del Grupo de Contacto, durante una reunión con los representantes de la Misión.

El representante autorizado de la RPL, junto con representantes de la Misión de la OSCE y del Centro Conjunto de Control y Coordinación para el alto al fuego (CCCC) realizó un seguimiento de un sector de la línea de contacto cerca de la localidad de Stanitsa Luganskaya.

Según Deinego, «toda comunicación» entre los representantes de la OSCE y la República pasa únicamente a través de la mediación del CCCC, lo que no está «escrito en ninguna parte».

«Ustedes eluden deliberadamente la comunicación directa que está escrita en el mandato (de la Misión de la OSCE) para cumplir sus objetivos principales, y así establecer un enlace con las autoridades locales, regionales y centrales. Ustedes no cumplen las normas del mandato», dijo Deinego a los representantes de la Misión.

«Por lo tanto, nos vemos obligados a buscar un mediador (representado por el CCCC), que es el intérprete entre nosotros», añadió.

«Al mismo tiempo, ustedes hacen claramente exigencias ilegales que no se basan en nada y se refieren a ellas como «es la forma en que se hace»,-dijo Deinego.

El representante de la República hizo hincapié en que hay una serie de cuestiones que no pueden resolverse en el curso de las reuniones de Minsk, sino que deben abordarse sobre el terreno. Estas cuestiones, según el representante de la RPL, son el monitoreo y la coordinación de rutas, el desminado y muchos otros.

Fuente