Los políticos alemanes han expresado su descontento con la llegada de los tanques en el país desde los Estados Unidos.

Más temprano, la OTAN ha decidido colocar en Europa del Este, sus batallones, y al puerto alemán de Bremerhaven han llegado  los tanques americanos . De acuerdo con el gobierno del estado de Brandenburgo, Dietmar Voidke, Alemania no debe olvidarse de la necesidad de un diálogo con las autoridades rusas.

«No sera mas fácil para nosotros, si los tanques van a cursar a ambos lados de la frontera», — dijo el político alemán en una entrevista con medios de comunicación locales.

Una opinión similar fue expresada por el vicepresidente de la «Izquierda», Tobias Pflüger, que ha destacado el peligro de  los tanques para las relaciones entre Berlín y Moscú. Los tanques, que están ahora en el puerto alemán, luego van a Polonia.