Doscientos veinticuatro radicales, potencialmente peligrosos, se encuentran actualmente en Alemania, 62 de ellos deben ser enviados en un futuro próximo, informa TASS con referencia a Welt am Sonntag

El Ministerio del Interior dicen, que  conocen los nombres de los 550 radicales, pero más de la mitad de ellos, están actualmente fuera de Alemania.
Welt am Sonntag escribe, que  las autoridades alemanas no siempre tienen la posibilidad de enviar un extranjero potencialmente peligroso, a pesar de la legislación vigente. Sucede,  que ellos  a menudo no están provistos de los documentos.  Muy indicativo es el caso  de Anis Amri, de Túnez, que cometió un  ataque terrorista a finales de diciembre de 2016  en Berlín, que no tenía un pasaporte, y la parte alemana  esperaba de su estado nativo los documentos,  necesarios para su deportación. Pero  el  proceso burocrático prolongado condujo, como consecuencia, a  lo que,  los documentos fueron recibidos en Berlín  un día después del ataque, cuando Amri ya estaba en la carrera.
Encontrar una salida de  este tipo de situaciones llamó el ministro del Interior de Baviera, Joachim Hermann. «La falta de  los documentos no debe impedir  a la deportación» -, según lo cita Welt am Sonntag.

 

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;