Cinco millones de personas durante tres semanas  sufren en Damasco  sin agua potable. Los terroristas se apoderaron de la fuente  de suministro de la ciudad.
El ejército sirio intenta liberar la zona, liberándola de la influencia de los militantes, según la informacion de  RenTV.
De acuerdo con el presidente de Siria, Bashar al-Assad,  con estas acciones los extremistas  tratan  de «estrangular» la ciudad.
«Ahora los terroristas se han apoderado de  la principal fuente de agua potable,  que  alimenta  a  Damasco,   un acto,  que   ha cortado a los 5 millones de habitantes  del agua  potable durante tres semanas,» — dijo Assad.

Recordemos, que en diciembre de 2016  los terroristas han utilizado el combustible diesel para envenenar las fuentes del agua potable. Luego  bombardeaban  la Embajada de Rusia en la capital de Siria.

Etiquetas: ; ; ; ; ;