EE.UU. y Gran Bretaña deben dejar de demonizar a Rusia y adherirse a la estrategia de «compromiso y vigilancia.» Así lo aseguró el titular del Ministerio de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson.

«Para nosotros, sería una locura continuar demonizando a Rusia o acorralarlo a un rincón «,-citó al Ministro la Agencia Sputnik.

El 9 de enero Johnson se reunió con los consejeros del presidente electo de los EE.UU., Donald Trump.

Fuente