La desrucción del complejo memorial,  dedicado a  los polacos, asesinados por los nazis ucranianos  de la división de castigo   SS»Galichina»  en 1944 en la región de Lviv de Ucrania, es un resultado de la política de Polonia,  demasiado blanda hacia los radicales de Ucrania.
Lo afirma un historiador poláco, profesor Dariusz Kucharski (Dariusz Kucharski), de acuerdo con Radio María.
«La situación con el monumento  es la consecuencia  de la politica de Polonia  demasiado blanda  respecto a los crímenes del pasado y del presente de los nacionalistas ucranianos. Necesitamos una política fuerte y de principios que protegerá la memoria histórica de Polonia, y condenará todos los delitos de los nacionalistas ucranianos «, — dijo.
Según él, la política blanda de las autoridades polacas continúa muchos años.
«Lamentablemente, el tema del genocidio de la población polaca en los  círculos  de  los nacionalistas ucranianos, especialmente,  del Ejército Ucraniano Insurgente (prohibido en Rusia), no sólo se oculta, sino que deriva su movimiento. Estas son algunas de las consecuencias de las omisiones en la política histórica de Polonia  respecto al tema. Como resultado, la parte polaca está tratando de plantear estas cuestiones, pero encuentra una grande  resistencia, «- añadió.
Los pacíficos habitantes del pueblo Huta Penytska fueron asesinados en 1944 por  la división de castigo  de ukronazis  Waffen SS «Galichina». Antes, estas tierras pertenecían a Polonia, ahora es el distrito  de Brody, región de Lviv de Ucránia. Durante  su  operación de castigo  fueron matados cerca de mil personas, la mayoría de ellos fueron quemados vivos en la iglesia. En el lugar de las casas del pueblo  se quedaron sólo las  cenizas.
En la memoria de la tragedia, en la Unión Soviética,  en el pueblo,   había sido  establecido  un  monumento,  que fue destruído por los  desconocidos en los años 90. En 2005, el monumento fue restaurado y ahora  fue destruído de nuevo.

Fuente