El político serbio Nenad Popovic publicó un informe, en que compara las actividades del ex primer ministro de Montenegro y líder del partido gobernante Milo Djukanovic con el croata colaborador de los nazis Ante Pavelic. Según la opinión de Popovic, “el legado ideológico” del líder fascista el “estado independiente de Croacia” es la política oficial de Montenegro, de hecho, aspira a la UE y a la OTAN, en contrariedad en la que viven los serbios.

Mientras el régimen en Podgorica cuenta con el éxito en la integración euro atlántica, Milo Djukanovic vulnera los valores europeos fundamentales en Montenegro discriminando a la población serbia, según el informe de Nenad Popovic, líder del Partido Popular de Serbia. Según el político serbio, a los serbios le es muy difícil conseguir trabajo en las organizaciones gubernamentales, y en general en particular entre ellos es el mayor desempleo. Solamente los serbios no pueden tener una segunda ciudadanía (montenegrinos y serbios), mientras que otras minorías: albaneses, croatas, bosnios-son ciudadanos de Montenegro y su país de origen al mismo tiempo. Son discriminados incluso los estudiantes de la facultad de filología, que estudian la filología serbia, en comparación con aquellos que hacen la elección a favor del montenegrino (el montenegrino es dialecto serbio). Los documentos en las escuelas no se emiten en escrito cirílico, aunque esto esta previsto por la ley, y en ella insisten los serbios. El estado no subsidia a los empresarios que se dicen serbios. Para los religiosos de la Iglesia Ortodoxa Serbia es una presión constante, los políticos serbios son detenidos y proclamados enemigos del estado, como de Montenegro y como no si fuera el país suyo.

El odio abierto de Djukanovic hacia los serbios en Montenegro desestabiliza toda la región, ya que siembra la enemistad entre los 2 pueblos, que siempre en la historia han tenido relaciones amistosas. Porque Djukanovic es una amenaza para la estabilidad y la seguridad en la región.