Las tropas gubernamentales sirias continúan la operación para retomar el control sobre la fuente de agua en el en el valle de Wadi Barada, expulsando a los rebeldes del poblado de Basima, ubicado al sureste en las afueras de Damasco.

Los militares sirios llegaron cerca de la fuente de Ain-El-Fiji-la mayor reserva de agua potable en esta área.

El Ejército Sirio en este sector del frente enfrentó a las formaciones de la agrupación de los terroristas «Dzhebhat Fatah al-Sham» (ex «Dzhebhat en-Nusra»).

El 24 de diciembre los terroristas explotaron la tubería de agua principal y la contaminaron con combustible diesel, privando a la capital siria del 80% de la fuente de agua potable.

Etiquetas: ; ;