Cuba denunció la politización del conflicto sirio en el Consejo de Seguridad de la ONU y reitero, que la solución de la crisis pude lograrse solamente sobre la base del respeto a la soberanía ala autodeterminación.

En la reunión del órgano de 15 miembros, para discutir la situación en el Medio Oriente, el embajador Humberto Rivero hablo contra la doble moral de aquellos, que defienden sus intereses geopolíticos y dominio a costa del sufrimiento del pueblo del país del Medio Oriente, devastado en casi 6 años de guerra.

No podemos ignorar, que los que hablan en contra de Siria, alimentan el conflicto proporcionando armas, dinero y patrocinio a los grupos terroristas, llegando a ser responsable de miles de víctimas y la actual situación humanitaria grave, advirtió el embajador.

Según Rivero, la isla es opuesta al fomento de políticas intervencionistas como una forma de resolver la crisis, y apoya la salida de la situación sin interferencia externa e imposiciones.

Desde marzo del año 2011 Siria esta atravesando un devastador conflicto como consecuencia de un cambio de régimen, que occidente y sus aliados regionales están intentando imponer a Damasco.

«Apoyamos al pueblo sirio en su deseo de vivir en paz y de elegir su propio destino», ha asegurado el representante de Cuba en la reunión del Consejo de Seguridad, en la que participaron unos 50 oradores.

Rivero señaló, que la isla mayor de las Antillas lamenta profundamente la pérdida de vidas y condena todos los actos de violencia contra la población civil de ese país.

Exigió detener la violencia a la soberanía al país del Medio Oriente y la presencia de militares extranjeros, sin el consentimiento de Damasco.

Fuente