2 organizaciones estadounidenses defensoras de los derechos humanos el viernes comenzaron la campaña con el objetivo de iniciar un proceso de destitución al presidente de los EE.UU., Donald Trump, quien tomó posesión del cargo que tuvo lugar ayer en Washington.

Sobre esto informa TASS citando al periódico The Washington Post.

Como señala el periódico, los autores de la iniciativa crearon un sitio web en Internet con el objetivo de atraer a personas con ideas afines. La campaña la inició la organización Free Speech For People y RootsAction. Ambas son organizaciones no gubernamentales y abogan en el apoyo de los valores liberales.

Los representantes de las organizaciones acusaron al nuevo líder estadounidense que, a pesar de la toma de posesión del cargo, ha mantenido fuertes lazos con los negocios. Ellos ven esto como un conflicto de intereses, así como el peligro de tomar la administración decisiones desfavorables para el país.

“Si nosotros vamos a esperar todas aquellas consecuencias negativas, que pueden en ese sentido seguir, entonces a nuestro sistema democrático puede causar un daño grave. Se pondrá en peligro la credibilidad hacia nuestras instituciones claves”,- dijo el abogado de Free Speech For People, Ron Fein.

Él no descartó que el nuevo presidente aproveche las relaciones de los Estados Unidos con otros estados, guiados por los intereses de sus compañías y proyectos empresariales.