La toma de posesión del quinto Presidente de Bulgaria, Rumen Radev, se celebró en Sofía a las 11.00 hora local (12.00 MSK). El nuevo presidente hizo un discurso ante los invitados de la ceremonia.

«Todos juntos necesitamos construir una sociedad justa sobre la base del derecho y la moral, la libertad y la espiritualidad,-dijo Radev-. Una sociedad que no es un rehén del pasado, y se esforzará hacia el futuro, tenemos que hacerlo por el bien de nuestros hijos: tomar conciencia de su fuerza, creer en sí mismos y seguir adelante”.

Radev destacó el valor de la ceremonia de la toma de posesión que «no es sólo un símbolo de cambio, sino también de la continuidad, sin la cual no existe el estado.»

Entonces Radev con Plévneliev (el presidente saliente) colocaron una ofrenda floral al monumento del Soldado Desconocido y con un minuto de silencio honraron la memoria de aquellos, que murieron por la libertad de Bulgaria. En la iglesia de San Alejandro Nevski, en presencia del patriarca de Bulgaria y Mitropolita de Sofía, Neophyte, fue celebrado un servicio de oración en honor del nuevo presidente.

Fuente