La derecha gusta de hablar maravillas del “modo de vida” en Estados Unidos. Ese país a fuerza de la publicidad, de las leyendas en torno a su economía, sus atracciones y la convicción de que allá se ganan dólares fácil lo hacen el país preferido de los migrantes. Y por supuesto, la derecha lo ama, porque sus gobiernos son los enemigos jurados de la izquierda en el mundo.

Es tanto así, que pareciera que fuera el paraíso del mundo. ¿Qué opina el nuevo Presidente de Estados Unidos sobre la situación actual de su país?:

* EEUU es un país destruido: “Nosotros, los ciudadanos americanos, nos hemos unido tras un gran esfuerzo nacional para reconstruir nuestro país”

* Las élites, la oligarquía lo acabó y empobreció mas al pueblo: “Desde hace demasiado tiempo, un pequeño grupo de nuestra nación ha estado cosechando los beneficios del Gobierno mientras que la gente ha tenido que cargas con los costes”

* Muchos rascacielos, luces, películas, pero mas pobreza: “Washington creció, pero la gente no percibió esa riqueza”.

* Es un país que ya no produce, que revende bienes manufacturados; en el que aumentó el desempleo: “Los políticos prosperaron, pero las fábricas cerraron y se perdieron trabajos”.

* Los amos del país ocultan esa realidad y la presentan como sana y próspera mientras la población es desasistida: “El establishment se ha protegido a sí mismo, pero no ha protegido a los ciudadanos del país”.

* Por eso la gente ha dejado de creer en esa democracia de pocos; por eso la abstención siempre mayor a 50%: “Sus victorias no han sido nuestras victorias… mientras ellos estaban de celebración… en muchos hogares por todo el país había poco que celebrar”

* En ese país preferido por migrantes y por la derecha los gobiernos descuidaron a sus nacionales: “Los hombres y mujeres de nuestro país que han estado olvidados no lo volverán a estar”.

* Allá no hay buena educación, ni seguridad, ni trabajo. “La realidad es otra: madres y niños están atrapados en la pobreza, fábricas oxidadas salpican el paisaje de nuestra nación como si fuesen tumbas. El sistema educativo, pese a contar con recursos, priva a nuestros jóvenes de poder estudiar. El crimen y las drogas se han llevado demasiadas vidas y dejado a nuestro país sin un gran potencial”.

Ese es el EEUU actual, descrito por su nuevo Presidente. ¡Dios ayude a su pueblo!