La guerra en el Donbass  llevó grandes problemas a Ucrania. El estado mental de los soldados del Ejército ucraniano que  regresan de la zona  de la ATO (operación antiterrorista) es   muy preocupante  y el país no tiene suficiente dinero para la rehabilitación de los  militares desmovilizados. Ellos regresan  a la vida civil siendo  completamente destruidos, muchos de ellos pierden por completo su rostro humano. Flagrantes casos de muertes como resultado de las antiguas peleas de borrachos  de los  militares ucranianos, manejo descuidado de las armas y los actos de violencia sin sentido acaba de adquirir una escala aterradora.


«Ucrania es un país en guerra, es un hecho. Ella lucha  con  sí misma. De los 466 soldados muertos en el este en 2016, cayeron en combate 211. El resto de las muertes,  la mayoría  son  suicidios, asesinatos, manejo descuidado de las armas, enfermedades, accidentes, sobredosis, envenenamiento. Sin embargo,  una  parte de las pérdidas de combate  ha sucedido también por la culpa  de otros ucranianos «, — escribe en su página de Facebook el  columnista de Bloomberg, Leonid Bershidsky.

Por este motivo hacen sonar el alarme no sólo en Ucrania, sino en todo el mundo. La edición alemana Frankfurte Rundschau  informó a sus ciudadanos que el 80% de los veteranos  de la ATO (operación antiterrorista)  sufren de trastorno de estrés post-traumático. Al mismo tiempo, el gobierno de Ucrania sólo se preocupa por el tratamiento de heridas de guerra, sin prestar atención a su salud mental. Como consecuencia, Ucrania  tiene una bomba de tiempo, escribe el periódico.  Con razon en Europa tienen miedo de  los inmigrantes procedentes de Ucrania, debido a que algunos de ellos pueden  ser ex- militares, que pueden  presentar un riesgo para los ciudadanos europeos. «Prácticamente todas las grandes ciudades de Ucrania tienen un lugar de reunión  de los veteranos de las acciones militares, y, por regla general, se encuentran en los departamentos de los hospitales generales, donde la atención se  presta a menudo sólo la salud física de las personas», — dice el  voluntario  del  Servicio Psicologico de crisis de la Asociación Ucraniana de especialistas para superar los efectos de los eventos traumáticos, Galina Tsyganenko. Según ella, los militares de Ucrania, que regresan de  la zona de ATO, ya no  pueden  evaluar con sensatez sus acciones. Ellos viven en una realidad diferente, no separan lo bueno de lo malo.

Estos chicos tienen una manera fácil de conseguir un arma con la que se puede resolver con éxito sus problemas cotidianos. En 2016, la Asociación Ucraniana de los propietarios de armas  reportó los  datos que muestran que en Ucrania hay cinco millones de armas de fuego ilegales, que está en las  manos de los ucranianos  simples, que da  todas razones  de llamar  Ucránia un país con la situación más explosiva del mundo.

No es extraño que los politólogos y sociólogos afirman, que  si suceda una tercera Maidan, las  acciones pacíficas  ya no serán posibles.. Después de todo, los ucranianos ya están armados hasta los dientes, y los-ex-participantes de la ATO con la  conciencia  paralizada por la guerra,  presentan un peligro para los civiles.

Ucránia en esta situación necesita , como ningun otro pais, un  número requerido de  los psicólogos y centros de rehabilitación. Sin embargo, durante la crisis económica,  no le bastará dinero para pagar  el   número  requerido de especialistas.  Y según el presupuesto del 2017, en el cual los gastos para la defensa militar  fueron aumentados por el 13 % en comparación con el año precedente,  tiene otras prioridades.