Las ultimas declaraciones del presidente de Ucrania, Poroshenko sobre que en Ucrania no se llevaran a cabo reformas, previstas en los acuerdos de Minsk, contradice lo que esta escrito en estos acuerdos, dijo el ministro de exteriores ruso, Lavrov en la conferencia de prensa tras reunirse con su colega húngaro, Peter Siyarto.

Como señalo Lavrov, en Moscú expresaron preocupación por las palabras de Poroshenko sobre que Kiev no va hacer nada para la ejecución de las aplicaciones políticas de los acuerdos de Minsk, hasta que no sean cumplidos todos los aspectos en la esfera de seguridad, incluyendo la restauración del completo control de las fuerzas armadas de Ucrania sobre la frontera con Rusia.

Según la evaluación del ministro, estas declaraciones de Poroshenko “directamente contradice lo que esta escrito en el conjunto de medidas”, que estipula, que el control sobre la frontera rusa-ucraniana debe ser restaurado completamente solo después del cumplimiento de todas las disposiciones políticas, incluyendo la realización de la amnistía, proporcionando un estatuto especial para el Donbass y su fortalecimiento en la constitución de Ucrania, y también la realización de las elecciones bajo la supervisión de la OSCE.

Lavrov agregó, que Poroshenko “intenta evadirse de sus compromisos”, y expresó la esperanza, que Alemania y Francia, que son los garantes de los acuerdos de Minsk, presten atención a las “declaraciones inapropiadas” del presidente ucraniano.

Así mismo el ministro de exteriores señaló, que en las conversaciones con el colega húngaro confirmó la ausencia de una realización alternativa de «Minsk-2».

Fuente