Contexto

En Chile los incendios forestales están causando grandes estragos a las hectáreas de bosques en este verano. Desde que se desataron los siniestros en la Región de Valparaíso estos ya se han reproducido en parte del norte, el mismo centro y sur del país sudamericano. Se ha sabido que han arrasado territorios urbanos, quema de grandes hectáreas y viviendas en los mismos bosques. La reacción de las autoridades ha sido muy lenta para cubrir estas serias emergencias y el mismo pueblo chileno no solo en las redes sociales sino también en terreno han mostrado su descontento-para muestra un botón-en una localidad arrasada por los incendios y que fuera visitada por la Presidenta Bachelet los habitantes locales encararon a esta y expresaron su malestar y queja ante la lenta y nula reacción del gobierno.

Hay que mencionar un detalle muy importante-el servicio de emergencias-los bomberos es un trabajo netamente voluntario y no es catalogado como un trabajo formal ni como un servicio del estado, por lo tanto, aparte de no recibir remuneración, los medios que tienen en su haber son muy escasos y estos con lo que tengan eventualmente a la mano intentan hacer su mejor esfuerzo y trabajo en un oficio netamente que para cada persona en Chile no debe ser compatible con el horario de trabajo u oficio aparte, sino en ratos libres.

Producto de los incendios murieron 2 voluntarios de bomberos (uno de ellos oriundo de la comuna de Talagante de la Región Metropolitana donde esta ubicada la capital chilena-Santiago), 2 carabineros y 1 civil.

En estos momentos ante la incapacidad de combatir en forma efectiva de los actuales aparatos de disuasión los incendios, además de dar tanta parafernalia a un tal “Super Tanker”. Al parecer la solución no vendrá de las autoridades chilenas, ni de empresas privadas de este país (muchas de ellas lucran en tragedias como estas), ni de personas particulares, sino de la lejana Rusia, ya que el gobierno del país eslavo ofrecerá en forma voluntaria un aparato para combatir los incendios en Chile: el avión soviético de transporte militar pesado Iliyushin-76.

Iliyushin-76 en la epóca de la URSS

Los orígenes

El 28 de junio del año 1966 el Ministerio de la industria de la aviación de la URSS instruyo a la oficina de diseño experimental de la aviación y por ende también a Sergey Ilyushin de llevar a cabo trabajos de investigación para la creación del proyecto del avión de transporte militar IL-76. Ya el 25 de febrero del año 1967 el Consejo de Ministros de la URSS tomó la decisión sobre el comienzo de los trabajos para la creación del IL-76. Los trabajos para la creación del avión se llevaron a cabo bajo la supervisión del diseñador general adjunto, Genrih Novoshilov. El desarrollo del diseño de proyecto esquemático del avión se llevo a cabo bajo la supervisión de Dimitri Leshiner. Desde el 12 al 31 de mayo del año 1969 trabajó una comisión de prototipo bajo la supervisión del Comandante de la aviación de transporte militar, Teniente-General Georgiy Pakilev, a continuación, de la elaboración de una maqueta a tamaño real del avión se examino, incluyendo el despliegue de diferentes equipos militares en el avión. El acta de trabajo de la comisión de maqueta fue aprobada por el Comandante en jefe de la fuerza área de la URSS, Pavel Kutakhov.

La construcción del primer avión experimental se llevó a cabo en Moscú en la fábrica de construcción maquinaria “Strela”. El primer vuelo del avión fue hecho el 25 de marzo del año 1971 desde el Aeródromo Central Mikhail Frunze (en ese momento bajo la comandancia del Héroe de la Unión Soviética, Edward Kuznetsov.

Características

El Iliyushin-76 esta diseñado para transportar y lanzar a personal militar en paracaídas, para equipos y suministros para diferentes propósitos. Es el primero en la historia de la URSS de aviones de transporte militar con turborreactores de propulsión. El avión es capaz de entregar las cargas máximas que pesan 28-60 toneladas sobre una distancia de 3.600 hasta 4.200 kms a una velocidad de crucero de 770-800 kms/h (el peso máximo de carga y rango de vuelo depende de la versión).

Todas las cabinas del Iliyushin-76 son selladas, el cual hace posible transportar 167 (en la versión de dos pisos-245), soldados con un arma personal o para asegurar la liberación de 126 personas de un grupo de aterrizaje (Desatniki por ejemplo). El avión puede llevar a toda la gama de equipos de combate de las unidades aerotransportadas y la mayor parte de equipos de las divisiones de infantería motorizada.

El compartimiento de carga tiene unas dimensiones de 24,5 m de longitud (de los cuales corresponde a la rampa 4,5), 3,45 m de ancho y 3,4 m de altura. El avión es capaz de transportar hasta 90.000 litros de combustible y para superar la distancia 6.700 kms, con un consumo medio de combustible de 9 toneladas por hora.

Esta diseñado para su uso en cemento y aeródromos sin pavimentar con características de resistencia no inferiores a 0,6 MPa (Mega Pascales).

La distancia de longitud de la fase de toma de vuelo constituye de 1500 a 2000 metros, y en la ejecución del aterrizaje de 930 a 1000 metros.

El costo estimado del avión es de 27 millones de dólares estadounidenses.

Su eventual uso contra los incendios en Chile-¿cuál seria su aporte?

Simple. El Iliyushin-76 es capaz de lanzar simultáneamente 42 toneladas de agua contra focos de incendios gracias a un aparato especial que tiene a bordo. Además es maniobrable a baja altura que supera en tiempo al “Super Tanker”. Su tiempo de carga de agua, aparte de la tradicional forma, puede ser en cualquier fuente de agua ya sea en el lago o en el mar.

Sea lo que sea, sin intención de crear “rivalidades” toda ayuda en los lugares donde el siniestro hace estragos es bienvenida, más si es efectiva en beneficio de la preservación de la naturaleza y por supuesto la protección de la población civil.

Maniobra del avión IL-76 en extinción de incendios

Extinción de incendios con el Ilyiushin 76

Rebastecimiento de Agua del IL-76

Etiquetas: ; ; ; ;