La Federación de Hoteleros de Turquía (Türofed) anunció hoy el inicio de un programa piloto en mil 500 establecimientos del país en los que se aceptará la divisa rusa, el rublo, como forma de pago por los servicios prestados.
La idea es evitar pérdidas monetarias debido a las fluctuaciones en el tipo de cambio y al uso de una divisa intermedia, el dólar estadounidense, por lo que alojamientos turcos y turoperadores rusos realizarán sus transacciones comerciales en una única moneda.

Según explicó el presidente de Türofed, Osman Ayik, la propuesta cuenta también con el respaldo de Denizbank, una entidad financiera que pertenece al grupo ruso Sberbank, y que ofrecerá el rublo en sus cajeros automáticos así como un centro de atención al cliente en lengua rusa.

‘Si se estabiliza la paridad entre la lira turca y el rublo, nuestro objetivo es comenzar a utilizar el rublo en las transacciones de venta antes de la nueva temporada, que inicia en marzo’, señaló Ayik al diario Sabah, subrayando que los propietarios hoteleros contarán con un tipo de cambio fijo, ya que sus previsiones se hacen con un año de antelación.

Además, el dirigente consideró que el comercio en monedas locales también contribuirá positivamente al aumento de turistas, por cuanto la moneda contará con una paridad estable, lo que dará mayor seguridad y un clima más favorable.

Rusia es uno de los principales mercados emisores hacia el sector turístico de Turquía y para el presente año los expertos pronostican un importante aumento de las llegadas, que podrían alcanzar los cinco millones.

comenzarán