El Consejo Coordinador de Compatriotas rusos en España condena la violación  del complejo de las medidas de los acuerdos de Minsk, «Minsk-2», por parte ucraniana y en nombre de los compatriotas rusos que viven en España, hace un llamamiento a la comunidad internacional   para  influir    con todos los medios democráticos  al  gobierno de Ucrania  con el fin del cese inmediato del derramamiento de sangre  en Donbas y volverse a la solución del conflicto por medios políticos.

El fuerte deterioro de la situación en el Donbass  en  la línea de demarcación, los bombardeos  de las  ciudades con lanzadores de cohetes, artillería pesada y tanques, implican  la muerte diária en curso de la población  civil,  destrucciones   de los objetos  e infraestructuras civiles.

El uso por el gobierno ucraniano del ejército contra la población civil, el bloqueo económico y  los  constantes bombardeos de las ciudades de  la República Popular de Donetsk y   República Popular de Lugansk, es una violación directa de la ley internacional y un genocidio contra los ciudadanos del país.