En un acto de solidaridad hacia el pueblo de Donbás, varias decenas de personas se reunieron el 5 de febrero en Madrid frente a la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores para denunciar el avance de la «ofensiva fascista en Ucrania» y para solicitar a España una respuesta diplomática frente a Kiev.

Los manifestantes, que portaban fotografías de las ciudades bombardeadas por el Ejército de Ucrania en la región del este del país, proclamaron consignas como «fuera fascismo de Donbás», «¡OTAN no! ¡Bases fuera!» y «Donbás vencerá».

Los aficionados al Rayo Vallecano, quienes rechazaron la llegada a su club del delantero ucraniano Román Zozulya por sus vínculos con organizaciones ultraderechistas de ese país, también hicieron acto de presencia en el lugar.

«Exigimos al Gobierno español la ruptura de relaciones diplomáticas con Kiev», dijo  la activista Ángeles Maestro, portavoz del Foro contra la Guerra Imperialista y la OTAN, plataforma convocante de las protestas.

Además, según explicó Maestro, la concentración tiene la intención de «denunciar la complicidad de la Unión Europea con el Gobierno nacido del golpe de Estado en Kiev, sostenido e incluso vertebrado por gente de ideología nazi».

«Expresamos nuestra solidaridad internacionalista y antifascista con el Donbás, sobre todo siendo conscientes de que Madrid tiene una deuda con los jóvenes ucranianos que vinieron a luchar a España La portavoz de la plataforma convocante leyó un manifiesto ante los asistentes en el que recordaba que, desde la madrugada del 2 de febrero, se detectaron decenas de disparos de artillería pesada y de gran calibre en las repúblicas de Donetsk y Lugansk, lo que a su modo de ver viola los acuerdos de Minsk y debería servir como acicate para la puesta en marcha de acciones diplomáticas contra Kiev.en la Guerra Civil», afirmó Ángeles Maestro.

 

 

 

Etiquetas: ; ; ; ;