El avión ruso Ilyushin Il-76, enviado por el Gobierno de Rusia para colaborar en el apagado de incendios forestales en Chile, está disponible para prestar ayuda a quien lo necesite, sin importar su nacionalidad, cultura o religión, dijo a Sputnik el comandante de la aeronave, Alexander Markov.

«Estamos listos para prestar cualquier tipo de ayuda, ya que ese es nuestro trabajo, dar apoyo a gente que se encuentra en situación de emergencia y siempre estamos listos para eso, independiente de la religión, nacionalidad o cultura de las personas que lo necesiten», señaló el jefe a cargo de la tripulación a bordo del Ilyushin Il-76.

«El Luchín», como lo apodaron los chilenos, cumplió el lunes siete días realizando labores de control y extinción de las llamas en Chile, a través de 20 vuelos registrados y 38 descargas de agua.

Esto totaliza «unas 840 toneladas de agua lanzadas desde el aire, previniendo así la ampliación del fuego hasta en siete pueblos centrales del país», dijo Markov.

Hace casi un mes que los incendios forestales no dan tregua a los habitantes de este país sudamericano, pese a que son combatidos por más de 19.000 personas, entre especialistas y voluntarios.

Hasta la fecha se han quemado 594.434 hectáreas de vegetación en las regiones de la zona centro-sur.

Mientras tanto, más de 45 aeronaves realizan a diario evacuaciones de agua a toda velocidad, que logran enfriar la tierra y apaciguar las llamas, para que brigadistas y bomberos puedan poner fin de una vez a la catástrofe que hasta el momento deja 7.471 damnificados.

«Ayer, mientras localizábamos el fuego en uno de los pueblos que sobrevolamos, se cortaron todas las comunicaciones eléctricas y 90.000 personas quedaron sin luz e incomunicadas; la situación era realmente grave en ese lugar», dijo Markov sobre el incendio combatido el domingo en la ciudad de Quilpué, en la región central de Valparaíso.

El piloto enviado desde Rusia a través del Ministerio de Situaciones de Emergencias del Kremlin, explicó que el terreno irregular de Chile complica la lucha contra los fuegos, pero que la preparación y experiencia de más de 20 años del equipo del Ilyushin Il-76 les permite «trabajar de manera exitosa y decir que estamos haciéndolo bien».

Markov, quien realizó una gira oficial por Perú en 2012 y visita por primera vez el territorio chileno, reiteró sus agradecimientos al pueblo local, «por la amable bienvenida» que recibió la tripulación europea hace una semana en la base de la Fuerza Aérea de Santiago, tras 36 horas de vuelo desde Rusia.

El ministro consejero de la Embajada de Rusia en Chile, Yury M. Lezgintsev, precisó a Sputnik Nóvosti que el equipo a cargo del Ilyushin Il-76 «llegó hasta aquí para ayudar y colaborar de manera gratuita, sin pago».

Respecto del desempeño de la aeronave, Lezgintsev destacó que se diferencia de otras similares por ser más liviana y fácil de maniobrar, además de poseer la capacidad de planear sobre los focos de incendio y soltar el agua a solo 50 metros de distancia.

El diplomático sostuvo que sus compatriotas ya han logrado extinguir unos 20 incendios.

 

 

Etiquetas: ; ; ; ;