Entrevista con el sacerdote armenio del rito  católico, Tadeusz Zaleski Isakovich,  sobre la inconsistencia de la política polaca hacia Ucránia.

Hasta ahora, el gobierno «Ley y Justicia» (PiS) en los contactos con Ucrania no  no se centraba en  los temas clave  del genocidio  de los polacos de Volyn. Sin embargo, en una entrevista con el presidente del partido semanal Do Rzeczy, Jaroslaw Kaczynski (Jaroslaw Kaczynski), dijo: «No podemos aceptar el hecho del culto formado en Ucrania de la gente, que organizó el genocidio de los polacos». ¿Cómo evalúa la política de «Ley y Justicia» en esta área?
— Es muy inconsistente. En 2013, el partido Ley y Justicia votó a favor de  llamar como un  crimen  el genocidio de UPA (prohibido en la organización rusa — Ed ..) y la división de las Waffen SS Galicia en contra de los polacos en Kresy (tierras polacas históricos que pertenece ahora  en parte  a Bielorrusia, Ucrania y Lituania — ed.) … Más tarde, en 2016, «Ley y Justicia» realizaron una resolución pertinente en  Seim (parlamento polaco).  Por desgracia, muchas otras acciones contrarian a este curso.
— ¿Qué es?
— Por ejemplo, el apoyo constante del presidente Poroshenko que, contrariamente a la verdad histórica, elogia a las personas culpables de genocidio. Resulta que, por un lado, el PiS está diciendo la verdad sobre el genocidio, y por el otro, apoyr a aquellos que  lo  niegan. Al mismo tiempo, el gobierno reacciona con mucha suavidad a los incidentes escandalosos que se producen en Ucrania,  como   la detonación del monumento a los polacos en Huta Penyatskoy o la profanación de un monumento en Bykovnya. Cada vez  vemos  la reacción suave de la parte polaca y escuchamos las peticiones dirigidas a los líderes de Ucrania  hechas en  forma que hace pensar que   «Ley y Justicia»  tuviera  miedo de reaccionar de algún modo a estos eventos. Esto es una reminiscencia del famoso dicho Lech Walesa: «Estoy a favor, e incluso contra». Jaroslaw Kaczynski, que tiene  en Polonia el poder absoluto, debe, creo, a  formular  algunas cosas mas claramente. Quiero tomar su declaración a su valor nominal, pero ahora deben  deben ser tomadas las medidas.
— ¿Qué medidas?
— En primer lugar, el 90% de las víctimas de las UPA no tienen tumbas. Para cambiar esta situación no se hace nada. La idea es establecer si no hay monumentos, los cruces simples, placas, y en especial para recoger los huesos, los entierran en una forma cristiana. Estas personas fueron asesinadas, y sus huesos no están enterrados. El partido de gobierno debe tomar medidas en este sentido. El segundo aspecto: no se puede escuchar pasivamente  todas las mentiras, que suenan constantemente de la boca, en particular, del director del Instituto Ucraniano de la Memoria Nacional de Vladimir Vyatrovich. Es necesario reaccionar, cómo reaccionamos a las falsas frases sobre «campos de concentración polacos». Siguiente tema importante: 9 Abril 2015, el día de la visita del presidente Bronislaw Komorowski (Bronislaw Komorowski) en Kiev, el voto de la mayoría del parlamento de Ucránia aprobó una ley que no sólo glorifica a los autores, sino que también persigue a las personas que defienden la verdad histórica, incluidos los extranjeros. La situación ahora se ve así: si un ciudadano polaco que está diciendo la verdad sobre el genocidio, decide ir a Ucrania, no lo  dejan  entrar  o   será perseguido juridicamente.  El partido  «Ley y Justicia»  no  reacciona a eso , a pesar de las posibilidades que tiene: porque Polonia apoya Kiev y asigna fondos a la misma desde su propio presupuesto. Algo a cambio nos debían hacer.
— Los partidarios de una política suave hacia Ucrania hacen hincapié en que nuestros vecinos están en el proceso de formación de su identidad nacional y están en busca de sus «héroes» nacionales, no asociados con la Unión Soviética,  y por eso  los buscan entre los miembros de la OUN / UPA (la estructura está prohibido en Rusia — Ed.). Debemos tratar esto con la comprensión?
— Polonia no debe tolerar mentiras. Ucrania   tuvo de 25 años de independencia,  es un largo período,  para crear una base sana incluyendo la política histórica. Ahora podemos decir con certeza que la glorificación de los autores de la UPA es un mal camino. En nombre de la amistad Polonia debe mostrar  a los  ucranianos que está equivocado, porque los otros países europeos, también, sin acondicionaran  con esto. UPA  asesinaaba  no sólo  alos polacos, sino también  a los Judíos. Israel y los países occidentales  nunca estarán de acuerdo  de que los asesinos de los  Judios fueron llamados héroes. Mientras tanto, Ucránia tiene sus héroes reales, que podemos honrar juntos. Esto, por ejemplo, Hetman Petro-Konashevich Sahaidachny o Simon Petliura.
Mateusz Zardzevyaly (Mateusz Zardzewiały), Super Express, Polonia

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;